La innovación no se busca en la geografía sino en las multitudes

Una de las cuestiones mas debatidas, tanto en los ámbitos académicos como en los económicos o empresariales, es dónde surge el talento y la innovación. En qué lugares van a nacer y florecer las nuevas buenas ideas, es decisivo para los inversores de capital riesgo, que dedícan a ello gran parte de su energía y recursos, la mayor parte de las ocasiones sin mucho éxito. ¿Estará ya entre nosotros el próximo Einstein? Y si es así, ¿dónde y como podemos encontrarlo? Estas son preguntas y razonamientos muy trabajados en todo el mundo académico y científico. En las universidades avanzadas y ricas o en la Academia Sueca que otorga el Nobel, darían cualquier cosa por una solución estable y eficiente a esta búsqueda. Y los inversores, que están en búsqueda constante y se hacen preguntas equivalentes, pero en una línea mas orientada al beneficio: ¿en dónde está o cómo va a surgir la próxima idea ‘iPhone’?

Pero también se la hacen, mucho mas discreta y personalmente las pregunta paralelas correspondiente, precisamente, los innovadores: ¿con qué solución a qué necesidad y a qué problemas tendré éxito?. Ésas preguntas son el primer paso del talento hacia el ¡eureka!

Las respuesta en estos dos ámbitos orientados a objetivos casi equivalentes, parecía estar aún relacionada hast ahora a ‘concepciones’ de base territorial. De ahí que se suelen ver en medio especializados o en documentos de consultoras multitud de listas y resultados de prospecciones de todo tipo de ‘minería de talento’ o innovación que puedan conducir al mayor éxito de rentabilidad económica cuanto antes. Porque todo el mundo sabe ya que el mejor camino hacia el éxito económico en el mundo empresarial, -todos lo dicen- son el talento y la innovación. Pero nadie nos dice, cómo surgen, qué es lo que caracteriza los lugares que los poseen y cómo podemos hacer que emerjan lo mas cerca de nosotros posible. Sí se sabe que es mas probable que surjan en ciertas geografías ya conocidas. Bueno, y hay quién se atreve a afirmar que hay claramente algunos tipos de lugares propicios, por ejemplo, Edward Glaeser, profesor de economía de Harvard, que después pasar décadas investigando el papel que las ciudades desempeñan en la promoción de los logros humanos ha publicado en 2010 su libro “El triunfo de la ciudad“, afirma que “las ciudades magnifican los puntos fuertes de la humanidad porque son lugares que estimulan la innovación, facilitando la ‘interacción cara a cara’, atraen el talento y perfeccionan a través de la competencia, el impulso del espíritu empresarial  y, además, son espacios que permiten la movilidad social y económica”. Cita como ejemplos: Atenas, Londres, Tokio, Bangalore, Kinshasa, Houston, Boston, Singapur o Vancouver. Suena convincente en el siglo XXI, en la era de las metrópolis conectadas. Esto parecía ya instalado como ‘lugar común’ en la cultura global actual.

La búsqueda de Quirky de los creadores de nuevas ideas ha dado unos resultados geográficos sorprendentes

Sin embargo, de pronto, ha aparecido un rompedor análisis que enmienda la plana las conclusiones de Glaser y otros similares. La empresa Quirky acaba de publicar los datos de sobre invenciones e innovaciones en el conjunto de los Estados norteamericanos y con datos muy fiables, echa por tierra los criterios ‘geografistas’ sobre la emergencia de la invención y la innovación.

El método esta mas allá, también, de los diagnósticos sesudos académicos o empresariales. Quirky contacta con las personas que han patentado o presentado una nueva idea o un nuevo invento en EE-UU. en toda la geografía de EE.UU. Después de usar un programa de TV  en el Sundance Chanel estadounidense y la red para generar una votación del mayor número posible de usuarios mediante software social y tras procesar los datos acaba de presentarlos. Y los últimos resultados han sido sorprendentes e inducen ideas muy rompedoras de cómo era la cultura sobre dónde había, probablemente, que esperar que surgieran más nuevas ideas y, por tanto, en dónde habría que focalizar su búsqueda.

De los últimos resultados que ha presentado Quirky, se deducen dos ideas muy rompedoras sobre ello:

a) Probablemente la naturaleza de la innovación está cambiando gracias a Internet; y,

b)  Según sus datos, de este mismo año, aunque la mayoría de las ideas nuevas parecen fluir de las grandes ciudades del país: Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Washington, etc, el detalle del análisis completo de las cifras actuales, dice que las innovaciones parecen estar fluyendo a una velocidad constante por habitante.

En conclusión, la emergencia de la innovación y la invención no se encuentra con mas facilidad de la agrupación de mayor número gente en lugares geográficos concretos (grandes ciudades o regiones por ejemplo), como siempre se había dicho,  sino por lo visto, fluye regularmente de las personas y no de los sitios. Si ello se confirma definitivamente, los inversores tendrán buscar el talento en la multitud y no en los lugares.

Qué interesante.

…………………………..

Una síntesis de este post fue publicada en la sección ‘Biodiversidad Digital’, en la columna en la página 4 del Suplemento INNOVADORES del diario El Mundo, el 19 de septiembre de 2011.

Sunday, September 25th, 2011

Enrique Dans: todo va a cambiar

Enrique Dans es un académico singular. Inicialmente se licenciado en Ciencias biológicas por la Universidade de Santiago de Compostela, continuó su formación en EE.UU. doctorándose en Management en la especialidad Information Systems por la Universidad de California (UCLA), realizando estudios postdoctorales en la Harvard Business School. Hoy es profesor de Sistemas de Información en IE Business School desde el año 1990. Realiza sobre todo labores tanto de docente como experimentador de medios y modelos de negocio y relevante blogger que centra sus intereses en los efectos de las nuevas tecnologías en personas y empresas.

Vinton y Enrique-blog

Vinton Cerf y Enrique Dans en Madrid. Foto: Adolfo Plasencia

Las opiniones de Enrique Dans son habitualmente destacadas en todo el espectro de medios de comunicación de información general y económica en España. Ha dialogado, para Innovadores sobre internet , innovación y empresa y, como es característico en él, desgrana sus opiniones sin pelos en la lengua. Hablamos primero sobre lo que caracteriza a los ‘innovadores contructivistas’ que idean algo, lo hacen funcionar e introducen en el mercado para, primero, conseguir la supervivencia y la rentabilidad: “El mercado -responde Enrique-, es la prueba definitiva del éxito, y la rentabilidad, obviamente, una de sus medidas. Y esa rentabilidad puede venir de muchas maneras, muchas veces de formas que un empresario clásico consideraría “poco ortodoxas”. Una de mis preocupaciones en clase con mis alumnos es que entiendan que existen una amplia variedad de maneras de llegar a la rentabilidad, y que diferencien entre lo que supone montar una idea para venderla posteriormente, sin ánimo de hacerla rentable en ningún momento, y crear algo para que, cambiando las reglas del juego, pueda llegar a ser rentable aunque en principio no lo parezca. En un lado tienes “el pelotazo”, la especulación, y en el otro, todos los nuevos modelos de negocio que explotando cuestiones como la atención o los mercados de múltiples caras consiguen generar ingresos y crear valor”.

Sobre la diferencias entre un innovador y un emprendedor en cuanto a las habilidades necesarias para conseguir el éxito empresarial, Enrique opina: “Un innovador es alguien capaz de generar una idea, de tener un pensamiento que aporta, como indica el adjetivo, algo nuevo, una nueva manera de hacer las cosas, de solucionar unas necesidades o de proporcionar un producto o servicio de una forma ventajosa con respecto a las alternativas existentes. Plantearte que puedes dar un servicio completamente gratuito porque existen otros clientes, en otra vertiente del mercado, que te lo pagan, puede ser algo innovador. El innovador bebe en muchas ocasiones de sus propias necesidades, de sus experiencias, de la comparación entre lugares en los que ha vivido, de procesos de formación que le someten a ideas nuevas y de alguna manera le inspiran… innovadores hay muchos, seguramente todos, sometidos a las circunstancias adecuadas, podemos ser innovadores. El emprendedor, en cambio, requiere algo más. Precisa de una fuerza de voluntad, de unos arrestos y de una determinación especiales, de una impresionante capacidad de asumir riesgos, de una capacidad de resolución de problemas elevada, y de un nivel de motivación que se transparente bajo su piel, que transpire, que no solo le permita resistir los momentos malos, sino también ilusionar y motiva a otros. Ser emprendedor es muy difícil, y merece muchísimo respeto, un respeto que desgraciadamente en nuestro país suele brillar por su ausencia.”

Por ese hilo llegamos a las disfunciones en la cultura empresarial española, que siendo la 8ª o 9ª potencia del mundo parece actuar anclada en la era industrial y renuente a participar en la economía basada en el conocimiento y los modelos de negocio generados a partir de los intangibles de la era digital y la ‘Economía de las Ideas’ de la que John Perry Barlow ya hablaba en 1994. La sincera explicación de Enrique Dans al respecto no deja lugar a dudas: “El tejido empresarial español o bien carece de autonomía porque depende de alguna oficina en un país extranjero y se supedita a sus decisiones, o bien es enormemente inmovilista, de un conservadurismo feroz, en muchos casos llevado por una falta de formación y una carencia de recursos ociosos que dedicar a la innovación. Ante lo nuevo, ante lo que no entiende, el empresario español busca un cliché rápido con el que identificarse, que repetir como si fuera un mantra, y se relaja, se olvida del tema. La mala noticia es que en mis clases en programas de alta dirección en los que el perfil corresponde a empresarios de todo tipo y cuadros directivos de nivel alto, esta tendencia a la simplificación y a descartar la innovación sin un análisis sólido es enormemente abundante, y eso que hablamos de un subgrupo privilegiado que se encuentra motivado para recibir una formación adicional y con la mentalidad más abierta que la media. La buena noticia es que se trata de una actitud que se puede superar con el tratamiento adecuado, aunque éste en muchas veces sea un “tratamiento de choque”, una catarsis, y que genera una visión que, tamizada por la experiencia, puede ofrecer en muchas ocasiones resultados sumamente interesantes.”

Sus opiniones en defensa de la ‘apertura’ en la internet y en la sociedad-red (Castells) que la Web articula y que también defienden Tim Berners-Lee, Vinton Cerf, Richard Stallman, Tim O’Reilly y tantos otro, Enrique afirma: “creo firmemente, y hemos tenido ya numerosas ocasiones de comprobarlo, que al reducirse los costes de transacción y comunicación gracias a la aparición de la red, la manera más productiva y eficiente de generar ventajas competitivas es abriéndose a la participación de terceros. La empresa que se obsesiona con trabajar a puerta cerrada, con proteger sus productos con sellos inviolables, con compilar su software para que otros no lo puedan ver, etc. se da cuenta, en poco tiempo, de que sus productos o servicios son superados. La clave, cada día más, está en ser capaz de motivar a terceros para que aporten a tu producto, saber incorporarlo adecuadamente, y hacer que tus clientes se sientan parte del mismo. Las “cajas negras” tienen cada día menos sentido, y la definición de ventaja competitiva ha cambiado de arriba a abajo. Contar esto en las empresas, en las que el oscurantismo y el “secreto industrial” está completamente sobrevalorado, resulta todavía un poco contracultural. Pero si hay algo seguro es que las empresas y la función pública estarán administradas con muchísima más transparencia en el futuro, y que el que no sepa adaptarse acabará desapareciendo del panorama “.

La universidad está en pleno ‘Proceso de Bolonia’. Su visión de cómo hay que plantearse la labor de formar y transmitir el conocimiento de forma crítica y constructiva en las universidades modernas, Enrique opina: “No se trata de “ser rebelde”, sino de demostrar a tus alumnos que las cosas que les cuentas en clase no terminan cuando sales de ella. No puedes estar en clase contando y demostrando que la red es esto o aquello, o que posibilita determinadas cosas, y luego en tu vida cotidiana no reaccionar cuando el sentido común o la misma esencia de lo que cuentas se ven amenazadas. ¿Con qué cara me pondría delante de unos alumnos a explicarles la generación de valor mediante la innovación, o las metodologías de análisis sobre el impacto de la tecnología, si fuera de clase no reaccionase cuando un gobierno pretende perpetuar los viejos e insostenibles modelos económicos o una empresa se quiere disparar en el pie mediante una estrategia equivocada?”.

Por último y como avance de su libro Todo va a cambiar le pregunto si el contenido de su libro esta en la línea optimista de la afirmación de Tim O’Reilly de que “El Cambio tecnológico es ‘naturalmente’ bueno” y además inevitable. Enrique Dans nos adelanta de qué trata su libro: “El libro es un análisis de las dinámicas de cambio tecnológico a tres niveles: personas, empresas y sociedad en su conjunto, intentando hacerlo de manera que resulte legible por todas esas personas que ven cambios en su realidad cotidiana o en las noticias, y no acaban de entender sus efectos o cómo pueden plantearse esas cosas que aparentemente infringen las reglas del mundo que conocían, que aprendieron en su educación. Es un poco como Matrix: tras años y años de educación y de vivir bajo unas reglas determinadas, de repente ves cosas que “no funcionan como deberían”, y te sorprenden… y resulta que es que tienes que mirarlas desde fuera de Matrix, y que además no te las pueden contar, tienes que verlas por ti mismo.

El título, en realidad, supone un guiño a mis lectores habituales y a mis alumnos. Se trata de un libro para la base de la pirámide, para el que necesita entender lo que está pasando en el mundo con la tecnología y sus efectos, para el que ve grandes cataclismos y empresas que se hunden, y se plantea cuándo le pasará eso a la suya. El título implica futuro, y pretende proyectar sobre ese lector no necesariamente formado en tecnología, no acostumbrado a un cambio rapidísimo, lo que mis lectores habituales o yo mismo vivimos en su día a día: que ya no trabajamos de la misma manera, ni leemos noticias igual, ni consumimos con los mismos criterios, ni tantas otras cosas más que han cambiado ya. Sin embargo, el título “Todo ha cambiado”, que sería el que realmente correspondería a mi experiencia y a la de mis lectores de todos los días en el blog o a mis alumnos en clase, sería demasiado agresivo para un “lector medio”. El “lector medio” miraría a un lado, miraría al otro, y diría algo así como “yo no veo que todo haya cambiado, yo sigo trabajando igual, viendo el mismo telediario y leyendo el mismo periódico”, y tomaría la premisa como falsa, descartaría el mensaje, con lo que se perdería lo que creo que es el verdadero potencial del libro: el de intentar que lo entienda no el “converso”, sino el que está “por convertir”.

IV Sesion IGF Spain-

(En la foto, Vinton Cerf -uno de los ‘padres de Internet’ y autor del prólogo del libro “Todo va a cambiar“de Enrique Dans, hablando en la sesion de la IV reunión IGF Spain sobre la Gobernanza de Internet. Enrique Dans esta el la foto de pie a la derecha de la puerta del fondo)

(Entrevista publicada por Adolfo Plasencia en el Suplemento Innovadores El Mundo)

Wednesday, March 3rd, 2010

Tim O’Reilly: el rastreador del cambio

Todos le conocían como fundador de la mejor editorial de libros de informática del mundo (Oreilly&Associates). En realidad, Tim O’Reilly es un humanista con apariencia de hombre de la tecnología, que formuló magistralmente la “Web 2.0.

Para Tim, hay un antes y un después desde que publicó el 3 de marzo de 2005 –hace ahora casi cinco años- un hoy famosísimo artículo What Is Web 2.0: Design Patterns and Business Models for the Next Generation of Software ( Qué es la Web 2.0) transformado ya en texto seminal de formulación de la Web 2.0 que, en un solo esquema, proponía toda una serie de nuevos conceptos y usos del Internet de segunda generación, que ha hecho emerger, en estos últimos cinco años, multitud de nuevos modelos de negocio basados la visión de internet que inicia lo que Tim llama “la Era de los efectos de la red”.

Conceptos como ‘Beta perpetua’; ‘Granularidad de contenidos’; ‘Hackeabilidad’, “Web como componentes –pequeñas piezas dinámicas y levemente unidas-“, Confianza y descentralización radicales, Web como plataforma, Remix,Tagging” y “es una actitud, una nueva cultura, no se trata sólo de tecnología”, y muchos mas, que aparecieron por primera vez en el ‘meme’ de ése famoso articulo:

Web 2.0 Meme Esp

Mucho antes de eso, Tim, y su socio Dale Dougherty ya entraron en la historia de Internet siendo los primeros en ‘colgar’ una ‘Web comercial’, es decir con publicidad, en 1993: ‘El Sitio Navegante de Red Global de O’Reilly’ comprado por AOL (América Online) en septiembre de 1995. Tim me ha autorizado expresamente a decir que fue su socio Dale quién le dijo ya en 1993: “Eh!, esto de Internet es importante y debemos estar ahí” y, también, años después, fue también Dougherty quien primero escribió la expresión “Web 2.0” en un e-mail enviado para un seminario que iban a hacer juntos. Pero fue posteriormente, en el citado artículo, donde Tim fijó magistralmente las bases teóricas de la Web 2.0, denominación que hoy universal y se aplica a los nuevos negocios basados en la red. El pionero O’Reilly generó, en el año 2.000, un seísmo en la red, en plena euforia de la explosión de las ‘puntocom’, con su carta abierta a Jeff Bezos afeándole la conducta por su patente de Amazon –carta que reunió 10.000 firmas de apoyo en cuatro días-.

La primera vez que conocí en persona a Tim O’Reilly fue en Vitoria, en Euskadi, con motivo una jornada organizada por Araba Digitala en la que él impartía un conferencia. Pedí hacer un diálogo con él y me habían asignado unos poco minutos, pero yo estaba en poder de un secreto con el que intentar que nuestro diálogo fuera mas largo y fructífero: Tim, no es un ingeniero ni informático –como la mayoría cree-; es un humanista doctorado en Humanidades por la Universidad de Harvard y su tesis doctoral trataba sobre los diálogos de Platón: “la tensión entre lo racional y lo mítico en los diálogos de Platón”. Se lo mencioné al principio, y a partir de ahí nuestras conversaciones se han hecho mas frecuentes y largas, y nuestro diálogos, cada vez mas ‘metafísicos’, como le gusta decir a él.

TIM OSWC08 blog

Tim O’Reilly en una visita a España durante la OSCW en Málaga. Foto Adolfo Plasencia

De su alta formación clásica le viene su extraordinaria capacidad para la formulación conceptual, tan necesaria y escasa en la cultura tecnológica actual. Hemos dialogado para INNOVADORES y por ello comienza hablándome de su empresa, ahora llamada O’Reilly Media, cuya ‘misión’ según Tim es “cambiar el mundo divulgando el conocimiento de los innovadores. Buscamos gente, –dice-, que cree innovaciones realmente ‘disruptivas’, normalmente al margen de las principales tendencias generales empresariales, tanto si se trata de hackers como inventores, desarrolladores de programas de código abierto, gente que son innovadores tecnológicos natos.  E intentamos que otra gente siga sus huellas, bien sea documentándolo en forma de libros, con información sobre su trabajo o reuniendo a la gente en conferencias y congresos o en otros eventos y, diciendo también al mundo: mirad qué importancia tiene todo esto. Esa es realmente nuestra misión y todo el resto de lo que hacemos como empresa, son simplemente vehículos para alcanzar esa misión”. Con ello se refiere a las líneas maestras de sus conferencias temáticas de alfa-geeks, cuyos nombres genéricos mas conocidos son “O’Reilly Tools of Change for Publishing; Velocity Online Conference; O’Reilly MySQL Conference & Expo; GOV 2.0 Online Conference; TOC Conference; Web 2.0 Summit; RailsConf; OSCON. Open Source Convention”, etc.

Tim O’Reilly es un defensor radical del ‘cambio’ y la ‘apertura’ en el mundo digital y en la red. Me dice: “Creo que el cambio es algo natural y bueno. Hay un acento excesivo en la vida moderna con respecto al ritmo del cambio en la sociedad tecnológica.  Pero, la emoción de entender, de asumir el futuro, para mí, es un reto intelectual fabuloso”. “Todos los días hay algo nuevo,… verse sorprendido por las invenciones de otra gente. Éste es el maravilloso mundo artístico en el que estamos viviendo”. Y sigue entusiasta: “Como dice el poeta Wallace Stevens, entramos en un futuro en el cual todos estamos tratando de convencernos a nosotros mismos de verdades que, a lo mejor, ni siquiera son auténticas verdades, sino visiones estéticas de futuros posibles”. “Tenemos que ser empáticos, es una pena, algo muy triste ‘desaprender’, cuando se pierden cosas  anteriores y, en algún sentido, creo que una de las razones por la que nos hacemos viejos es porque no podemos olvidar del todo. Ser capaz de olvidar y de empezar de nuevo, es una parte importante de ser humano.”

Sobre lo que él llama “código abierto 2.0” opina: “Ahora estamos viendo en realidad una repetición de lo que pasó con el PC, normas abiertas, códigos abiertos que conducen a empresas exclusivas y únicas.  Lo primero, en el ‘código abierto 2.0’, es que tienes que reconocer que las aplicaciones líderes o las aplicaciones de la Web no siguen las mismas reglas y, de hecho, todas las licencias de código abierto son obsoletas – sé que mucha gente se quejará de esto que digo- porque las licencias de Open Source se basan en esa idea de: yo te doy el programa y tú sigues estas normas.  Pero si tú eres Google no le das programas a nadie, simplemente lo haces”“El código abierto es distinto”. “Hay una amenaza real para el código abierto que proviene de la Web 2.0. El hecho es que, cada vez más, conforme estas aplicaciones se suben a gran escala en la red… si te dieran el programa no lo podrías ejecutar. Si tuviéramos todos los programas de Google y se los damos a Richard Stallman, no podría gestionar Google, porque necesitaría un par de cientos de miles de servidores y eso cuesta mucho dinero.  Esto ya no es el mundo del ordenador personal –estamos ya en la era Post PC-“.

Panoramica Conf Oreillyblog

Panorámica de la Keynote inaugural de Tim O’Reilly en la Open Source World Conference (OSWC) de Málaga. Foto: Adolfo Plasencia.

Entrevista publicada en el Suplemento Innovadores de El Mundo el lunes 8 de febrero de 2010

Saturday, February 13th, 2010

  • SOBRE ESTE BLOG

  • Nube Semántica

    Adolfo Plasencia Alvaro Pascual-Leone Añadir etiqueta nueva Cloud computing Computación en la nube conocimiento abierto Cory Doctorow Creative Commons Dale Dougherty Economía de las ideas emprendedor Enrique Dans GGG Giant Global Graph Google grafeno Hal Abelson Innovación INNOVADORES inteligencia artificial Internet Internet de las Cosas Javier Echeverría John Perry Barlow José M. Carmena Lawrence Lessig Massachusetts Institute of Technology MIT Pablo Jarillo-Herrero PYMES Redes sociales Ricardo Baeza-Yates Richard Stallman software libre Steve Jobs Tagging Tim Berners-Lee Tim O'Reilly Tim O’Reilly Ubuntu Vinton Cerf Web 2.0 Wikipedia WWW2009 Yahoo! Adolfo Plasencia (3)
    App Economy (1)
    Apple (2)
    Artesanía (1)
    Biónica (2)
    Biotecnología (1)
    Cibercultura (34)
    ciberengaño (1)
    Ciberespacio (11)
    Ciencia (16)
    Ciencias de la Computación (3)
    Cine (3)
    Comercio electrónico (6)
    conocimiento abierto (12)
    Creative Commons (6)
    Cultura (15)
    Cultura digital (29)
    Diseño (1)
    e-Commerce (5)
    Economía (19)
    Educación (11)
    Empresas (25)
    Empresas sociales (1)
    Física (2)
    flash mob (1)
    flashmob (1)
    Gamification (2)
    Gaming (2)
    Genómica (1)
    Hardware libre (1)
    Hidrogeología (1)
    Hiperlocal (1)
    Howard Rheingold (2)
    Informática (4)
    innovación (6)
    Interfaz Cerebro-Máquina (2)
    Internet (13)
    Is the Universe a Hologram? (1)
    Microempresas (1)
    MIT (6)
    MIT Medialab (1)
    Mundos virtuales (2)
    nanomáquinas (2)
    nanorobots (1)
    Nanotecnología (3)
    netneutrality (4)
    Neutralidad (3)
    neutrality (1)
    Neutrality network (2)
    OLPC (2)
    Open Hardware (1)
    Phishing (1)
    Princeton (1)
    red (5)
    Redes Sociales (6)
    SEO (1)
    Serendipity (1)
    Snack Culture (1)
    Sociedad (7)
    Software libre (6)
    Startup (2)
    Steve Jobs (1)
    Tecnología (25)
    Tecnologías de búsqueda (6)
    Tecnologías de la Salud (4)
    Transporte (1)
    TV (2)
    Uncategorized (14)
    Web 2.0 (17)
    Web social (15)
    Wikipedia (2)
    WWW (14)

    WP Cumulus Flash tag cloud by Roy Tanck and Luke Morton requires Flash Player 9 or better.

  • November 2017
    M T W T F S S
    « Aug    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Twitter ADOLFO PLASENCIA


  • Artículos destacados de este blog

  • Facebook

  • Linkedin

  • MIS LINKS FAVORITOS

  • Mis VideoBlogs favoritos

  • Meta

  • Fotos Flickr Adolfo

    Vinton Cerf y Adolfo Plasencia

    Adolfo Plasencia y Jimmy Wales

    Rodney Brooks

    Michail Bletsas

    Alvaro Pascual Leone

    John Perry Barlow en el Powerful Ideas Summit

    Tim OReilly entrevistado en Tecnópolis UP TV

    Richard Stallman entrevistado por Adolfo Plasencia

    Henry Jenkins y Adolfo Plasencia

    Hiroshi Ishii y James Patten en Tecnópolis de UP TV

    More Photos